atencionyarithoaxca@gmail.com

CAPITAL CORP. SYDNEY

73 Ocean Street, New South Wales 2000, SYDNEY

Contact Person: Callum S Ansell
E: callum.aus@capital.com
P: (02) 8252 5319

WILD KEY CAPITAL

22 Guild Street, NW8 2UP,
LONDON

Contact Person: Matilda O Dunn
E: matilda.uk@capital.com
P: 070 8652 7276

LECHMERE CAPITAL

Genslerstraße 9, Berlin Schöneberg 10829, BERLIN

Contact Person: Thorsten S Kohl
E: thorsten.bl@capital.com
P: 030 62 91 92

La tradición que guardan por más de 100 años en Juchitán


OAXACA.-  Hacer hamacas en Juchitán está catalogado como un trabajo exclusivo para hombres, por lo pesado, pero para las mujeres de la familia Gallegos, de la Séptima Seccion, esa clasificación no les aplica porque desde hace más de 100 años ellas se han dedicado al oficio.

Adelina tiene 80 años y recuerda que a los 12 comenzó en el taller de hamacas de sus hermano Germán Gallegos Ruíz, el único que existia en la Séptima Sección, así que después de casi 70 años puede amrmar una hamaca hasta con los ojos vendados.

En el gran patio de la casa de su hermano aprendió a hilar el algodón natural que compraban, para luego teñirlo con tintes naturales en agua caliente, secarlo, ponerlo en una especie de torno de madera y por último armarlo en los bastidores. Con el paso de los años el proceso de elaboración se fue facilitando con lo sintético; antes requerían varios días previos a la hechura y muchos trabajadores.

Hace años, recuerda, los clientes pedían hamacas sin color, casi todas eran blancas o naturales y para lavarlas requerían siempre de almidón. Luego llegó la morada de los colores, así que comenzaron a teñirlas de manera casera, pero después desapareció casi por completo el algodón y entró el nylon, los hilos llegaban ya pintados,  ahorrándoles tiempo y dinero.

En su juventud hacia una hamaca en dos días, hoy, con su poca vista, la elabora en una semana.

Su sobrina Soledad Gallegos Guzmán, también anciana, aprendió con ella en el mismo taller, sólo que se dedicó a la venta de hamacas en los mercados del sur de Veracruz, ella fue lo que se conoce como “viajeras”; que eran aquellas artesanas zapotecas que viajaban a Coatzacoalcos, Minatitlán, Tapachula y las ciudades del sureste del país a vender sus productos.

La calidad 

Adelina y Soledad saben que los hilos tejidos en el bastidor se aflojan solos por las madrugadas, por el sereno, y se tensan solos por la mañana con los rayos del sol; saben que la tensión es importante para crear un producto de calidad, un mal hamaquero terminará entregando una hamaca que al primer uso se hundirá en el centro.

Para elaborar hamacas se utilizan tres tipos de hilos: la primera es  elaborada con “hilo de primera” de seda, la cual es más delgada, suave, resistente, duradera y es más costosa; la segunda es de “hilo de tercera”, elaborada de polipropileno o nylon, ésta es más gruesa y más barata; la tercera es “hilo de china” porque es utilizada por los pescadores para armar sus chichorros, es duradera, delgada, sintética y más cara, ésta la venden por conos, las otras dos por kilo.

Las hamacas  se elaboran y se venden por kilo. La individual de dos kilos, para una persona o un bebé, tiene un precio de 450 pesos elaborada con un hilo de tercera y la elaborada con un hilo de primera llega a venderse a mil pesos, el tiempo de creación es de dos días. Así el precio aumenta por kilo y la calidad del hilo.

La cooperativa

Hace cuatro años, Sara y Elia Gallegos Martínez, sobrina de las ancianas, las invitaron a formar parte de una cooperativa de mujeres artesanas financiadas por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), después de dos años establecieron su tienda-taller en una casa de la familia y así estuvieron hasta que el sismo del 7 de septiembre lo destruyó.

Sin taller, cada una de las ocho integrantes instaló sus bastidores en sus casas. Buscaron reconstruir el taller, así que entregaron sus dos tarjetas del Fonden a una constructora de Tuxtepec, pero ésta se fue, se llevó sus 120 mil pesos y dejó a medias la obra.

Mientras logran terminar su taller, se organizan desde sus espacios y concentran sus productos cuando van a ferias o tianguis.

Credito: eluniversal.com.mx

 

Yarith Tannos, Oaxaca, Tannos, Istmo, Amante de la Cultura, Tradición, PRI, Yarith Tannos Facebook, Yarith Tannos Twitter, Oaxaca de Juárez, Puerto Escondido, Guelaguetza, Yarith Tannos Instagram, Danza Oaxaca, Cultura Oaxaca, #SomosOaxaca #TodosSomosOaxaca