atencionyarithoaxca@gmail.com

CAPITAL CORP. SYDNEY

73 Ocean Street, New South Wales 2000, SYDNEY

Contact Person: Callum S Ansell
E: callum.aus@capital.com
P: (02) 8252 5319

WILD KEY CAPITAL

22 Guild Street, NW8 2UP,
LONDON

Contact Person: Matilda O Dunn
E: matilda.uk@capital.com
P: 070 8652 7276

LECHMERE CAPITAL

Genslerstraße 9, Berlin Schöneberg 10829, BERLIN

Contact Person: Thorsten S Kohl
E: thorsten.bl@capital.com
P: 030 62 91 92

Historia: Oaxaca antes de la Revolución

La inestabilidad política de casi medio siglo; además de varias calamidades, como las epidemias de cólera ocurridas en 1833,1850, 1853, la sequía del año 1839, y la plaga de langosta que en mayo de 1855 se extendió en el sur y sureste de la entidad. A mediados del siglo XIX, Oaxaca se debatía en una penuria permanente, agudizada en ocasioes por los gravámenes de que era objeto por parte del gobierno de la República.

Cuando Porfirio Díaz ascendió por primera vez a la presidencia (1876), Oaxaca no contaba con mayores recursos económicos que otros estados de la República; era necesario implantar un proyecto económico estatal, acorde con el sistema nacional de desarrollo. Los distintos renglones de la economía se tomaron en cuenta; pero antes resultaba apremiante comunicar a ese accidentado territorio. Desde los años cuarenta, gobernando el estado el general León, existió el interés de mejorar el camino de Oaxaca a Tehuacán, así como el de Oaxaca a Ocotlán, e incluso se trabajaron 60 km. del que iba a las bahías de Huatulco.

 La transformación en Oaxaca

Sin embargo, fue bajo la administración estatal de don Porfirio Díaz cuando se inició la verdadera transformación económica de Oaxaca; las primeras líneas de ferrocarril empezaron a construirse (1882); tarea que fue continuada por sus sucesores.

Entre 1889 y 1892 se construyó -por la I Compañía Real Campbell- la línea de Ferrocarril Mexicano del Sur, que unía Tehuacan con Oaxaca. Dos años más tarde era inaugurada la vía del Istmo que enlazaba los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz; su construcción se había iniciado desde 1859 por la Compañía de Luisiana. Casi al mismo tiempo que se implantaba este novedoso medio de transporte, fue ampliada la red telegráfica y se introdujo el alumbrado a base de petróleo, en la ciudad de Oaxaca; más tarde hizo su aparición la electricidad. Una incipiente industria se fue consolidando a la sombra de don Porfirio y de sus incondicionales gobernadores como Martín González (1894-1902) y Miguel Bolaños Cacho.

Se instalaron varias fábricas de cigarros, cerveza, jabón y sombreros. La economía oaxaqueña traspuso, así, el paso de un siglo a otro. Detrás de esa pujanza económica, millones de indígenas consumían su humanidad en haciendas y ranchos, o como trabajadores asalariados en las ciudades y los pueblos. La economía oaxaqueña como la de todo el país, se sustentaba en la explotación inmisericorde de sus habitantes.

Eso explica que también en Oaxaca se recibiera con beneplácito la noticia del levantamiento iniciado por Madero en 1910. Hubo pronunciamientos en varias regiones del estado, los cuales se intensificaron el año siguiente. Era el preludio de un cambio político y por ende, social y cultural.

Créditos: mexicodesconocido.com.mx

Yarith Tannos, Oaxaca, Tannos, Istmo, Amante de la Cultura, Tradición, PRI, Yarith Tannos Facebook, Yarith Tannos Twitter, Oaxaca de Juárez, Puerto Escondido, Guelaguetza, Yarith Tannos Instagram, Danza Oaxaca, Cultura Oaxaca, #SomosOaxaca #TodosSomosOaxaca