atencionyarithoaxca@gmail.com

CAPITAL CORP. SYDNEY

73 Ocean Street, New South Wales 2000, SYDNEY

Contact Person: Callum S Ansell
E: callum.aus@capital.com
P: (02) 8252 5319

WILD KEY CAPITAL

22 Guild Street, NW8 2UP,
LONDON

Contact Person: Matilda O Dunn
E: matilda.uk@capital.com
P: 070 8652 7276

LECHMERE CAPITAL

Genslerstraße 9, Berlin Schöneberg 10829, BERLIN

Contact Person: Thorsten S Kohl
E: thorsten.bl@capital.com
P: 030 62 91 92

La música de la Costa Chica

Cuando empezó el primer son, los danzantes ya estaban ahí. Al compás de las notas los cuerpos iniciaron su bamboleo de la forma tradicional con que se hace desde hace siglos. Es una tarde calurosa de mayo en la Costa Chica de Acapulco. El fandango refresca el ambiente y arranca los alaridos de los presentes que acompañan las melodías, al mismo tiempo que el taconeo sobre la artesa se deja escuchar.

La descripción es el reflejo de uno de los legados musicales más importantes que posee México, producto de la mezcla de influencias africanas, indígenas y mestizas. Es también el tema de la exposición La música tradicional de la Costa Chica, que presentó Carlos Ruiz Rodríguez, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en su reciente participación en el ciclo de conferencias Regiones de la Música Tradicional en México.

Si bien la región no está delimitada exactamente, abarca territorio de los estados de Guerrero y Oaxaca, y va desde el Puerto de Acapulco hasta las costas oaxaqueñas. En ambos lugares se concentra un amplio abanico cultural aportado por los grupos  afrodescendientes, mixtecos, amuzgos, y los llamados mestizos.

Según palabras de Ruiz Rodríguez, los habitantes de la región se identifican por medio del color de la piel; para muchos podría significar una cuestión racista, pero para ellos, es rasgo de identidad y pertenencia al grupo del que son originarios. Sin embargo, a pesar de sus distintos atributos, actualmente conviven y se complementan para dar vida a las expresiones musicales que hoy día se conocen.

“Las canciones y las danzas son un reflejo de la historia conflictiva interétnica que  caracterizó a la Costa Chica durante varios siglos; décadas después de la Conquista, la mano trabajadora indígena fue sustituida por los esclavos africanos que llegaron en cantidades masivas al continente americano”, agregó el especialista.

Entre los géneros más típicos de la Costa Chica están las chilenas, que se desprenden de la cueca de Chile, música tradicional de ese país, y se caracterizan por un baile zapateado acompañado por un pañuelo que dicta los movimientos a seguir por la pareja danzante. Los temas que abordan estas melodías son el amor, el medio ambiente, animales, políticos, chuscos y religiosos.

Otro género que resalta es el son de artesa, el cual se interpreta frente a una especie de cajón de madera alargado, que en uno de sus extremos presenta la cabeza de un toro labrado del mismo material. Al momento de comenzar la música, varias parejas bailadoras se alternan para subir a la artesa y zapatearla con vehemencia.

Este baile posee una fuerte carga simbólica, ya que el cajón junto con la cabeza animal simboliza al español, y los danzantes que refriegan intensamente los tacones de sus botas y zapatos, representan a los grupos étnicos pisando al conquistador, “una dulce venganza”, dirían algunos habitantes del lugar.

Entre las danzas más significativas que caracterizan a la zona, está la llamada de Los Diablos, en la cual un grupo de hombres ataviados con máscaras de largas barbas que impiden ver el rostro, son libres de hacer y deshacer durante la celebración que inicia el 31 de octubre. Los demonios dejan el inframundo para volverse mortales durante unos días y atormentar a propios y extraños.

Sin duda, el legado cultural de la Costa Chica, tanto musical y como dancístico, es uno de los más importantes de México, y durante siglos ha contribuido en la configuración de la identidad nacional. La tercera raíz —africana— forma parte de nuestra definición como mexicanos y nos permite conocer el pasado para tener una mejor interpretación del presente.

El etnomusicólogo Carlos Ruiz Rodríguez  es autor del libro Una sombra nada más, el fandango de artesa en la Costa Chica, el cual será editado próximamente por el INAH.

Créditos: inah.gob.mx

Yarith Tannos, Oaxaca, Tannos, Istmo, Amante de la Cultura, Tradición, PRI, Yarith Tannos Facebook, Yarith Tannos Twitter, Oaxaca de Juárez, Puerto Escondido, Guelaguetza, Yarith Tannos Instagram, Danza Oaxaca, Cultura Oaxaca, #SomosOaxaca #TodosSomosOaxaca