atencionyarithoaxca@gmail.com

CAPITAL CORP. SYDNEY

73 Ocean Street, New South Wales 2000, SYDNEY

Contact Person: Callum S Ansell
E: callum.aus@capital.com
P: (02) 8252 5319

WILD KEY CAPITAL

22 Guild Street, NW8 2UP,
LONDON

Contact Person: Matilda O Dunn
E: matilda.uk@capital.com
P: 070 8652 7276

LECHMERE CAPITAL

Genslerstraße 9, Berlin Schöneberg 10829, BERLIN

Contact Person: Thorsten S Kohl
E: thorsten.bl@capital.com
P: 030 62 91 92

Oaxaqueño triunfa con taquería en Tierra Santa

Oaxaqueño triunfa con taquería en Tierra Santa

La taquería del oaxaqueño Luis Cruz en pleno centro de Jerusalén a pocas cuadras de la Ciudad Vieja donde se encuentra el Santo Sepulcro, uno de los lugares más sagrados del cristianismo, se lleva llena.

Luis y su esposa Leah Stoffer apenas si se dan abasto. Luis hace tortillas, asa la carne, sirve los tacos. No para. La gente hace fila para comprar los tacos servidos en abundancia.

El oaxaqueño no puede ocultar lo feliz que está. Ha hecho realidad sus sueños, tener su propio negocio de comida y una familia. Jamás imagino que los alcanzaría muy lejos de la tierra que lo vio nacer.

Luis Cruz hace a mano las tortillas que vende en su taquería en Jerusalén. (Araceli Martínez/La Opinión).

Los sueños de Luis nacieron a miles de millas de Jerusalén, en plena capital de Oaxaca donde nació y estudió gastronomía.

Trabajaba en el hostal de su madre a donde llegaban turistas de todo el mundo. Una de esas turistas fue Leah Stoffer de origen judío. Pero ocupado como estaba, Luis no le prestó mucha atención. Leah, después de visitar Oaxaca, regresó a Nueva York donde vivía.

Poco tiempo después, Luis tuvo acceso al Facebook y empezó a solicitar amistad a los turistas que habían visitado el hostal de su madre.

“¡Saludos desde Oaxaca! les decía. Una de las personas con las que se reconectó fue con Leah, y vía Facebook empezaron a platicar y a conocerse”, dice.

Luis ofrece una amplia variedad de tacos, pero los de carne asada y los de pescado son los que más le piden sus clientes en su Tacos Luis en Jerusalén. (Araceli Martínez/La Opinión).

Luis acababa de terminar su carrera de gastronomía y le comentó a Leah, si no sabía de alguna oportunidad en Nueva York para él.

“Me encantaría irme a Estados Unidos, le dije. Ella me jaló a trabajar a una panadería tipo francesa en Nueva York, propiedad de unos colombianos. Con la ayuda de mi escuela de gastronomía, obtuve mi visa de trabajo”, platica.

En Nueva York, Leah y Luis se hicieron novios. “Después de vivir cinco años juntos, venimos a casarnos a Jerusalén en Israel, de donde es mi esposa”, cuenta.

Fue ella quien le propuso al oaxaqueño dejar Nueva York y mudarse a Jerusalén.

No fue fácil, reconoce. “El primer año me costó adaptarme. Extrañaba un montón. El segundo año dije, de aquí soy. Hace poco estuve en México. A los pocos días ya extrañaba Jerusalén. Se siente bonito regresar a Israel y que te digan, ¡bienvenido a casa Luis!”, platica.

Fueron su esposa y su cuñada quienes tuvieron la idea de abrir una taquería a cinco minutos de la Ciudad Vieja en Jerusalén. La Ciudad Vieja es el lugar donde se localizan los sitios más sagrados de las tres religiones más grandes del mundo, la judía, la cristiana y la musulmana.

Luis se hizo de una pequeña tortillera manual en la que la coloca la masa que él prepara, y salen las tortillas listas para el comal.

El menú es corto, pero delicioso. Tienen tacos de carne asada, pollo asado, al pastor, de pescado estilo Baja, al ajillo, tinga. Los especiales son de lengua, cabeza, barbacoa y chorizo. Para los vegetarianos, ofrece tacos de tofu con col roja.

Luis Cruz, un oaxaqueño que emigró a Israel nunca imaginó que su taquería fuera a ser tan exitosa. (Araceli Martínez/La Opinión).

“La gente que más viene a consumir los tacos son israelíes, americanos y cristianos que vienen de turistas a Jerusalén. Cuando encuentran la taquería se ponen muy felices. La verdad no imaginaba que iban a gustar tanto”, dice.

Los “Tacos Luis”, como le puso a su taquería, dan empleo a 15 personas. “Mi sueño ya se cumplió, pero creo que me gustaría abrir otro negocio de comida, ya sea de ceviches o tortas”, platica entusiasmado.

Luis de 35 años de edad se convirtió a la religión judía al casarse con Leah. Ambos tienen dos hijos, Micaela de un año y Gael de cuatro años, nacidos en Israel.

El oaxaqueño está más que dichoso. En 2002 conoció a Leah, en 2010 se fue a Nueva York, en 2014 se casó y se mudó a Jerusalén. Hace un año, abrió sus “Tacos Luis”.

Los Tacos Luis del oaxaqueño Luis Cruz han gustado mucho a los israelíes que viven en Jerusalén y a los visitantes a esta histórica ciudad. (Araceli Martínez/La Opinión).

“Desde que me reconecté con ella en Facebook sentí que algo iba a pasar. Estoy muy contento porque cumplí mi sueño de tener mi propio restaurante y mi familia”, dice.

Aunque revela que su mamá se puso triste cuando le anunció que vendría a vivir a Jerusalén. “Decía que me iba muy lejos. Pero ya está bien”, afirma.

¿Qué necesita un mexicano para ser exitoso en un país tan lejano a su suelo? “No me quiero oír grosero, pero muchos huevos. No es de valientes el que no quiera lanzarse. Hay que trabajar y darle con todo”, dice sonriente y lleno de energía.

Créditos: laopinion.com

Yarith Tannos, Oaxaca, Tannos, Istmo, Amante de la Cultura, Tradición, PRI, Yarith Tannos Facebook, Yarith Tannos Twitter, Oaxaca de Juárez, Puerto Escondido, Guelaguetza, Yarith Tannos Instagram, Danza Oaxaca, Cultura Oaxaca, #SomosOaxaca #TodosSomosOaxaca